Mesa redonda “Camino a los Juegos Olímpicos 2020: Surf, Karate, Escalada y Skateboard”.

  • 20/06/2018

El martes, 19 de Junio, en la sede de Colindres de los Cursos de Verano de la Universidad de Cantabria se celebró la primera de las mesas redondas programadas dentro de las actividades culturales de 2018, coordinadas por Mikel Perez.

Con el título “Camino a los Juegos Olímpico 2020: Surf, Karate, Escalada y Skateboard”, los responsables federativas autonómicos de cada uno de estos deportes expresaron las ventajas y oportunidades al ser parte de los deportes integrados en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, como también todas las debilidades y pros de cada federación, tanto autonómica como nacional, para adaptarse a los requerimientos olímpicos.

Mesa redondas Juegos Olímpicos.

Mesa redonda Juegos Olímpicos en Colindres

En la mesa estuvieron Alfonso Domínguez, director de Competición y Organización de la Real Federación Española de Kárate; Pedro Gutiérrez Gómez, director técnico y de formación de la Federación Cántabra de Surf; Valeriano Ruisánchez,  Área de Escalada en la Federación Cántabra de Deportes de Montaña y Escalada e Iván García Arozamena, subcampeón OA2 FuSSSion 2018 y jefe de producto de Miller División.

En líneas generales, los representantes del Surf, Karate y Escalada, coincidieron que la incorporación de sus modalidades deportivas en Tokio 2024 era positiva, mientras que el representante del Skateboard, comentaba que a ellos la incorporación les cogía con sorpresa al carecer de una infraestructura federativa a nivel nacional que respaldara y gestionara su modalidad deportiva, pero que ya estaban realizando los pasos necesarios para cumplir ello.

Todos los representantes, en especial karate, surf y escalada, incidían que sus respectivas federaciones nacionales y autonómicas están realizando todos los esfuerzos necesarios para adaptarse a los requerimientos olímpicos, sobre todo en temas de infraestructuras, reglamento, formación de técnicos y atletas , planes de entrenamientos y  en especial al formato de competición y representación de atletas, pudiendo dar a lugar que en Tokio 2020 no estuviesen los mejores atletas de la disciplina sino aquellos que fuesen los más regulares, como consecuencia del sistema de competición seleccionado y del sistema de asignación de plazas de atletas.

Tokio será “una prueba, un test para ver por dónde se tiene que ir en futuras ediciones” con el objetivo puesto en los Juegos Olímpicos ha celebrar en el 2024, con la esperanza puesta en que París, como ciudad organizadora siguiese “apostando” por estos deportes y que el COI continuase haciendo un “guiño” hacia los deportes  que atraen a los jóvenes.